[CRÍTICA ANIME] Fukigen Na Mononokean: La puerta al inframundo.

Ashiya Hanae está emocionado. Pronto empezará su vida escolar en la preparatoria. Seguramente se unirá a un club y hará muchos amigos. Nada podría salir mal, a  menos que… ¡Un yokai se aferrase a él!

Una noche antes de iniciar a clases, Hanae Ashiya es poseído por un demonio que confundió con un peluche. La extraña criatura se aferró a él con fuerza y no piensa dejarlo ir. Para colmo, él es el único  que puede verlo.

Decidido a que el suceso de la noche anterior no le arruine su nueva vida escolar, Ashiya se dirige a su nueva escuela solo para caer desmayado en la puerta, una y otra vez, día tras día.

El tiempo pasa y nuestro protagonista se siente cada día más débil. Si no hace algo pronto, el demonio podría matarlo. Es en ese momento cuando se encuentra con Abeno Haruitsuki, el dueño de la Mononokean.

PUNTOS NEGATIVOS de Fukigen Na Mononokean

  • La historia comienza con el protagonista adquiriendo una deuda millonaria que lo obliga a trabajar ¿Cuántas veces no hemos visto ya esta trama antes?
  • Hanae tiene el típico rol de ser un “elegido” que siempre está dispuesto a ayudar a todos.
  • No puede faltar el personaje con personalidad fría, que esconde un pasado oscuro. En este caso, nuestro otro protagonista Abeno.
  • Con solo trece capítulos, la historia deja algunos cabos sueltos.

 

PUNTOS POSITIVOS DE Fukigen Na Mononokean

  • La historia nos muestra un lado más “humano” de los yokais.
  •  El inframundo, y la serie en general, nos muestra colores intensos y hermosos escenarios. Un diseño de personajes bien logrado.
  • Tobira no Muko es el nombre del ending, que es interpretado por los mismo seiyus de la serie. Una canción que vale la pena escuchar.
  • Buena cantidad de comedia.

El manga de Kiri Wazawa fue convertido al anime de la mano de estudios Pierrot. La historia lleva ocho volúmenes y continúa pero hasta el momento no hay planes de una segunda temporada.

Para todo aquel que quiera continuar la historia, le será necesario leer el manga.

Como serie, cumple con su función de entretener y logra incluso conmover al espectador en algunos momentos, pero  no pasa de eso. Es perfecta para pasar el fin de semana y reírte un rato sin preocuparte por tramas demasiado complicadas.




A %d blogueros les gusta esto: