¿Dictadores versión Moe?

Hace poco tiempo un libro con el título “Nyotaika!! Sekai no Dokusaisha Retsuden” (にょたいか!!世界の独裁者列伝”) vio la luz y llamó fuertemente la atención no solo en Japón sino en el resto, ustedes se preguntarán la razón, y eso se debe a que posee una colección de ilustraciones de dictadores de todo el mundo, pero ¿qué es tan especial? que están realizados en versión femenina y moe.

Si no saben que significa moe, es un argot japonés (lenguaje específico utilizado por un grupo de personas, en este caso aficionados al manga y anime) donde los personajes tienen ciertos rasgos característicos, siendo los más comunes aquellos relacionados con la ternura, o poseen algunos rasgos físicos, como la corta edad o rasgos emocionales ya sea ingenuidad o inocencia.

En el libro se puede ver una larga lista (cerca de 70) de políticos incluidos: Juan Domingo Perón (Argentina), Augusto Pinochet (Chile), Hitler (Alemania), Hugo Chávez (Venezuela), Franco (España), Omar Al-Bashir (Sudán), Pol Pot (Camboya), Mao (China), Stalin (Unión Sovietica), Josip Tito (Yugoslavia), entre otros.

Pero lo que quiero marcar como importante es que dicho libro califica de dictadores a todos los que se encuentran plasmados en versión 2D en sus páginas, pero hay que tener en cuenta la definición de dictadura moderna:

En la actualidad, la dictadura es una modalidad de gobierno que, invocando un pretendido interés público, identificado en la realidad con intereses de grupo, prescinde, para conseguirlo, de la voluntad de los gobernados. Es un poder ejercido por una persona o grupo al margen o por encima de las leyes, sin sometimiento a fiscalización ni control democrático alguno. La dictadura excluye u obvia, cuando no la elimina, una división de los poderes del Estado —legislativo, ejecutivo y judicial —, implicando la restricción o supresión de las libertades de expresión, reunión y asociación. Por regla general, viene impuesta mediante golpes de Estado militares respaldados a su vez por sectores civiles que profesan una ideología concreta, con aspiraciones hegemónicas y programas autoritarios, en particular en situaciones de crisis económicas o políticas.

Si bien muchos de estos gobernantes fueron elegidos constitucionalmente, mediante elecciones justas y limpias,  hay otros que han accedido al gobierno mediante golpes de estado, pero lo más importante que hay que tener en cuenta, es que la mayoría ejerció el poder arbitrariamente en beneficio de la minoría que lo apoyaba, sumado a que muchos de los derechos civiles y humanos fueron avasallados, y muchas garantías constitucionales fueron suspendidas.

Pero creo que el problema radica en poner al mismo nivel de “dictadores” a todas estas figuras, lo cual no es correcto, si bien de por si la dictadura no es la forma de gobierno más aconsejable, se puede decir que hay varios niveles. No voy a poner en tela de juicio o hacer comentarios subjetivos sobre quien fue más o menos inhumano o más o menos constitucional, porque no es correcto, pero bien sabemos que figuras como Hitler, Pol Pot o Gaddafi fueron casi a un extremo de dichas violaciones. Se cree que durante la dictadura de Pol Pot murieron entre un millón y medio y dos millones de personas, los cuales representaban un cuarto de la población de Camboya,  lo cual es una cifra espeluznante. O sin ir más lejos, el Holocausto, quien cobró la vida de más de 6 millones de judíos.

Creo que en el afán de querer hacer algo original, se jugó de alguna manera con un tema bastante sensible que si bien puede que se remonte a varios años, es algo que ha dejado cicatrices a lo largo de todo el mundo. Dudo que este libro haya salido con una mala intención, pero de todas maneras creo que hay demasiadas historias de por medio. Sumado a esto, la idea de representarlos en forma de personajes moe, que supuestamente habrían de ser la personificación de la inocencia y ternura, me parece una ironía demasiado grande.

 Les dejo a continuación algunos scans del libro donde pueden ver imágenes de dichos personajes.
¿Qué opinan ustedes? ¿Fue una buena idea este libro? ¿Deja una mala enseñanza para futuras generaciones? ¿Se juega con la historia de todos estos países?
Fuente: Livedoor



A %d blogueros les gusta esto: