Dormilones en tránsito

En varias oportunidades hemos hablado sobre aquellas personas que en medio del transporte público se ven seducidas por los encantos de Morfeo y sucumben ante el cansancio de la jornada. En Japón es habitual encontrar gente durmiendo en los asientos vacios, sobre los caños o algunos incluso más audaces que han desarrollado la habilidad de dormir de pie. Una compañía dedicada a la comercialización de bienes raíces ha tomado esta curiosa situación como una excusa para promocionar sus servicios.

La excesiva carga horaria de la jornada laboral y la distancia existente entre los domicilios de los empleados y su lugar de trabajo, son dos factores que se combinan y actúan en desmedro de la calidad de vida de la mayoría de los trabajadores nipones. De hecho, hay una palabra que define exclusivamente la muerte por exceso de trabajo: karōshi (過労死). En este caso el portal inmobiliario HOME se ha enfocado en el lado más simpático de la cuestión. Con una dulce melodía, que emula casi una canción de cuna, vemos a diferentes pasajeros cediendo ante la tentación del sueño.

Bocas a medio abrir, ojos en blanco y el desequilibrio propio de la somnolencia son características que se repiten en cada uno de los ocasionales dormilones. No es necesario viajar hasta Tokio para ver cuadros de este estilo, pues basta con subirse al metro o tren de alguna gran ciudad para ver como los “sleepyheads” se replican en los vagones, compartiendo como único anhelo una cama suavecita donde concretar el demorado sueño.

El video termina con un recordatorio que señala que ninguna compañía compensa el tiempo “en tránsito” que los trabajadores insumen en el viaje desde y hacia su hogar, hecho que se agrava por la imposibilidad de encontrar una propiedad a un costo asequible cerca del trabajo. Me gustaría que me cuentes tu experiencia ¿Alguna vez te has dormido en el viaje de vuelta desde el trabajo o la escuela? Todos tenemos alguna anécdota fiacosa para contar.

Fuente: Kai-You.net / hiroshi@xiahpop.com




0 thoughts on “Dormilones en tránsito

  1. Kiane

    Esta situación siempre me ha parecido divertidísima! A mí me tocó en el tren en Osaka sentarme junto a una persona perdida en sus sueños pero con el torso sobre mi asiento y el trasero en el suyo!. Tuve que sentarme con medio cuerpo hacia adelante para no apoyar la espalda en su cara. Pero lo más asombroso eran los que dormían de pie por las mañanas, con la mano enganchada en las tiras del techo. Algunos amigo entrenaron para poder dormir así pero nunca lo lograron con esa profesionalidad japonesa jajajaja.

A %d blogueros les gusta esto: