Festival de las glicinas en Ashikaga

El hanami no solo se compone de ver las hermosas flores de cerezo, sino que también hay otras flores que nacen en esta época para quitarnos el aliento. Es el caso de las glicinas en el Jardín de Ashikaga.

Las glicinas son plantas del tipo de las trepadoras –del genero de las wisterias, llamadas así en honor de Gaspar Wisteria– oriundas de Estados Unidos y del este de Asia (Japón, Corea y China). Las flores pueden ser violetas, azules o blancas. ¡En el jardín de Ashikaga podemos encontrar plantas de más de 150 años! Estas florecen a finales de abril y principios de mayo, armando un jardín digno de un cuento de hadas.

La web del jardín de Ashikaga nos enseña los tipos de glicinas que podemos encontrar:

Tipos de Glicina: Para todos los gustos

La glicina rosada (Pale-red wisteria) es la que tiene “el color del Sakura”.  Este parque cuenta también con 1.000 metros cuadrados de Gran Glisina (great wisteria) de colores violetas, designadas como Monumento Natural.

Gran Glicina, de colores violáceos. (Cr. Foto: Ashikaga Flower Park)

Glicina Blanca. (Cr. Foto: AShikaga Flower Park)

La Glicina Blanca y la Kibana también tienen un lugar de honor en este jardín. La primera cuenta con un túnel de 80 metros lleno de glicinas en flor. La última cuenta con un túnel del mismo largo, único en todo Japón.

Glicina Kibana. Único túnel en todo Japón. (Cr. Foto: AShikaga Flower Garden)

Glicinas nocturnas

Este jardín se puede visitar de noche en época de floración. ¡Ahora sí estamos hablando de un cuento de hadas! Las entradas para este momento del día se venden por separado y a partir de las 17:30 hs. Se puede consultar en la web del Jardín de Ashikaga las fechas disponibles.

¡De noche se ve de ensueño!

 

¿Cuánto sale?

El jardín se encuentra abierto todo el año, en esta época en particular podemos encontrar entradas desde 900 a 1700 yen. Para los niños la tarifa es entre 500 y 800 yen. Hay descuentos para grupos de más de 20 personas.

¿Cómo llegar?

El recorrido es un poco largo desde Tokyo, pero desde la Tokyo Station (punto de partida en general) se pueden tomar el Ustonomiya line que va a Koganei, y hacen cambio en la estación Oyama. En esa estación se toman la Ryomo line que va a Takasaki, hasta la estación Tomita. Desde la estación es 1 km andando (12 minutos a pie) Este recorrido tarda 2 horas y media, pero lo vale.

 

Definitivamente es uno de los lugares que anotaré para mi próxima visita a Japón. Vale muchísimo la pena, ¡y no se lo pueden perder en plena floración!



¡Hola! Soy Paula, soy argentina y actualmente vivo en Buenos Aires (¡Pero eso cambia todo el tiempo!) Fan de los viajes, de la música y la comida, también manejo un blog donde te cuento mis experiencias alrededor del mundo. Estoy acá para llevarte a dar una vuelta por Japón. ¿Venís? ¡Empecemos!


A %d blogueros les gusta esto: