Festival Tanabata 2013

El 7 de julio se festejó en Japón el Tanabata Matsuri, un homenaje a las estrellas enamoradas Horihime y Hikoboshi (o Vega y Altair) que sólo en ese día del año, y si el tiempo es bueno y no llueve, pueden volver a verse.
Los deseos de amor y paz de los japoneses se elevan a los cielos para que la pareja de enamorados se los concedan. Van desde un nuevo amor al NO a las plantas nucleares en el país. El cielo es el límite.

En los festivales de todo el país las mujeres visten sus más coloridas yukatas y los niños atrapan pescaditos en redes de papel y compras máscaras de las caras más variadas.
Sin falta todos escriben sus plegarias en un rectángulo de papel y lo cuelgan en un árbol de bambú, que luego se prende fuego para que los deseos lleguen a las estrellas.
 

¿Cuáles son sus deseos para este año?

 

 




A %d blogueros les gusta esto: