Hinamatsuri: El día de las muñecas

El día 5 de marzo, se celebra el Hinamatsuri (ひな祭り, el Festival de las Muñecas, llamado también Festival de las Niñas, ya que está dedicado especialmente a ellas.

El origen del Hinamatsuri viene de China, la costumbre se hizo conocida en la isla en el Periodo Heian como hina nagashi, en que muñecas de papel eran enviadas en barco por el curso de un río, llevándose consigo los malos espíritus, pasando de generación en generación hasta lo que hoy conocemos como Hinamatsuri.

Es por eso que se celebra para pedir que las niñas crezcan con salud y sean felices en el futuro. Las familias que tienen hijas adornan varias muñecas (ningyou 人形) vestidas con kimonos tradicionales y quedan situadas en distintos niveles de una plataforma, de hasta 5 a 7 escalones. Estas muñecas representan personajes de la corte imperial de la Era Heian.
En el set completo, en el escalón más alto, se colocan las muñecas que representan al emperador y emperatriz junto con los biombos.
En el segundo escalón, las tres damas de la corte, y en el tercero, los músicos artesanos.
En el cuarto están los ministros y en el quinto están los que representan a los guardias, con los naranjos a la izquierda y con unas ramas de durazno a la derecha.

Las muñecas por lo general son tradicionales, y el detalle y calidad del kimono determina el precio (que suele ser bastante elevado). Claro que también encontramos los emperadores en todo tipo de muñecos y materiales. Desde incomprables versiones de Hello Kitty hasta origame de papel washi.

Además de las muñecas, se colocan diversos adornos que tienen un significado especial.
El Hishimochi (菱餅 – primera foto) es un pastel de arroz en forma de rombo de color rosa, blanco y verde (siempre en este orden). El rosa o rojo representa el corazón, es decir la salud. El blanco, es la nieve y significa la pureza. Y el verde, representa a los árboles y plantas de la primavera, y significa la vida.
Hina-arare (ひなあられ) son bolitas de arroz de diversos colores que según dicen protegen a las niñas de las enfermedades y la mala suerte.
Las flores del durazno (桃の花 – momo no hana) simbolizan la felicidad en el matrimonio, y es un elemento indispensable. Suele beberse shirozake, un sake de color blanco y dulce, para purificar el cuerpo.


Y todo tipo de dulce para tomar el té mientras admiran su pequeña corte imperial. Las tiendas de comidas no se quedan atrás, y ofrecen sus comidas con tema Hinamatsuri.

¡Y no olvidemos a las protagonistas de este día! Las más suertudas visten sus mejores kimonos y visitan a sus amigas para admirar sus muñecas y pelearse por jugar con ellas.

Además de estas costumbres, cada región y cada familia tiene las suyas, de acuerdo a las de sus antepasados.
También se dice que estas muñecas hay que guardarlas lo más pronto posible (el día 4 es el mejor día), porque de lo contrario, las niñas tardarán en casarse.
El festival cuenta con su propia canción tradicional, muy conocida entre la población japonesa.

Creo que juntaré mis Barbies y ocuparemos las escaleras \(^ ^)/




A %d blogueros les gusta esto: