Ili pika: Un curioso y tierno animalito chino

Se lo creía desaparecido hasta que un buen día se dignó a posar para una cámara. Aunque en su expresión podemos notar la sorpresa por el descubrimiento y algo de incomodidad frente a la toma del paparazzi científico, el Ili pika ya se muestra como un tierno animalito montañes. El responsable de esta singular imagen fue el conservacionista Li Weidong, quien no dudó en alertar a las autoridades chinas sobre la importancia de proteger a especies como estas, amenazadas por el cambio climático y otros factores ligados a la actividad humana.

El Ochotona iliensis fue descubierto en 1983 y formalmente descripto tres años mas tarde, aunque tuvo que esperar 10 años más para ser debidamente estudiado en su hábitat natural, las escarpadas colinas de las montañas Tian Shan ubicadas en el noroeste de la provincia de Xinjiang (China).En estos 32 años solo 29 especímenes han sido vistos y se estima que en la década del 90 solo sobrevivían unos 2000 adultos, población que en la actualidad se estima reducida a la mitad.

Ili Pika

Li Weidong es parte del Instituto de Ecología y Geografía de Xinjiang, institución científica responsable del descubrimiento de este singular animalito décadas atrás. Con un grupo de voluntarios, Li estuvo recorriendo las montañas en busca de Ili pikas desde los primeros meses del año pasado, hasta que un día en el que estaban armando las cámaras-trampa se cruzaron con este curioso amiguito escondido detrás de una roca. La imagen habla por sí sola y seguramente el gesto de sorpresa que vemos en el rostro del pika se replicó en los investigadores.

El Ili pika es uno de los más grandes dentro de su familia. Como otros de su especie, evolucionó en climas fríos, haciendo sus guariadas en las grietas que se forman en las montañas en las que pasan toda su vida. Estos animalitos son conocidos por el singular sonido que emiten para comunicarse entre ellos, aunque el Ili pika a diferencia de sus primos no vocaliza. Sin embargo tras ese adorable rostro hay un detalle bastante particular: “Estos pikas comen el cerebro de las aves que vuelan sobre estas montañas y por accidente caen en un nunatak (una especie de pico montañoso expuesto sobre el hielo)” podemos leer en la Enciclopedia de Vida Animal de Grzimek. Cuando el invierno se pone duro, la vegetación escasea y los pikas deben recurrir a lo que tienen al alcance de sus pequeñas bocas para sobrevivir. Es usual entonces encontrar en sus guaridas los cuerpos acumulados de diversas aves, de donde sacan la energía para subsistir en las contrariadas condiciones que le impone su ambiente. De hecho, es uno de los pocos ejemplos dentro del orden de los Lagomorpha (conejos, pikas y liebres) que tiene este comportamiento alimentario.

Ili Pika

Aunque coman los cerebros de los pajaritos infortunados que caen a su alrededor, estos animales siguen siendo tan tiernos como parecen. Espero que las altas montañas de China los sigan protegiendo y continúen siendo un misterio, pues la curiosidad del ser humano ha demostrado ser a lo largo de la historia un arma de doble filo.

Fuente: http://blogs.scientificamerican.com / hiroshi@xiahpop.com


TAG


A %d blogueros les gusta esto: