Japón: El delicado arte del ínfimo intercambio comercial

El cambio en JapónEn la nación del Sol Naciente adoran el sentido común y los buenos modales, y si la combinación de ambos se traduce en efectividad, el combo es perfecto. Algo tan simple como la forma en la que damos y recibimos el cambio en una tienda se puede convertir en un hecho susceptible de análisis y en esta ocasión un usuario de Twitter nos interpela y hace foco en una cuestión que por cotidiana no deja de ser importante. La infografía que acompaña la nota es lo suficientemente elocuente para ilustrar el proceso, pero de todas formas acompañamos la descripción pertinente.

1 – En Japón los billetes están adornados con un retrato en uno de sus lados. El cajero sostendrá los billetes de manera que los retratos estén frente a nosotros, paralelos a la pared y en oposición al piso. Usando las dos manos contará el total mientras delicadamente pasa uno a uno los billetes.

2 – A renglón seguido, el cajero nos dará los billetes en orden, siendo el de más valor el último. De esta manera cuando los guardemos en nuestra billetera, el cosmos se alineará de manera tal que quedaran por delante los billetes más chicos.

3- Por último, el cajero doblará el ticket o factura y sobre él colocará las monedas, depositando todo ello sobre la palma de nuestras manos. De esa manera solo deberemos recurrir a un simple movimiento para guardar el cambio metálico en nuestro monedero. Con las cuentas claras y nuestra mejor sonrisa a disposición, solo resta agradecer al amable empleado y retirarnos del local.

Quizá para muchos suene absurdo este planteo, pero la sociedad japonesa se plantea todo el tiempo este tipo de situaciones y así las resuelve. El orden y los buenos modales son la prioridad. No obstante las buenas formas que se evidencian en esta nota, debemos destacar la ancestral costumbre de los ciudadanos chinos que habitan nuestro territorio, que vaya a saber amparados en que norma no escrita, entienden que un caramelo es igual a una moneda. ¿Quién soy yo para desafiar esa práctica tan afincada en el giro comercial? En épocas de inflación, la buena predisposición y el ingenio siempre serán bienvenidos.

Fuente: en.RocketNews24.com / hiroshi@xiahpop.com




A %d blogueros les gusta esto: