Kuroyuri Danchi: la nueva película del director de The Ring

Leyendo algunas referencias para escribir este artículo me tope con un término sobre el que no había tomado conciencia en todo este tiempo reseñando películas: J-Horror. Claro que sí, el cine de terror japonés ya tiene los méritos suficientes para ser considerado un subgénero del mundo cinefilo. Casi todas las semanas tenemos exponentes de esta clase de películas, algunas más generosas que otras en esto de repartir escalofríos.

Kuroyuri DanchiNadie puede negar la importancia que tuvo Hideo Nakata cuando 15 años atrás comenzó a asustar a los japoneses primero, y luego al mundo entero con su famosa “The Ring”. Algunos críticos señalan que la espuma del terror ha menguado y ya se perdió el toque y la frescura de esas primeras cintas de terror que revolucionaron el género. En Kuroyuri Danchi, de la mano del director y con el protagónico de una chica pop que poco a poco se consolida en la actuación, nos adentraremos en otra historia que lejos está de ser tan buena como su antecesora pero que promete una cuota generosa de terror.

Asuka (Atsuko Maeda) se muda al complejo de apartamentos Kuroyuri, ignorando por completo el misterio que encierra ese lugar: trece años atrás una serie de misteriosas muertes sacudieron a la vecindad. La joven comienza a escuchar incomodos sonidos desde departamento vecino, pero haciendo caso omiso continua con su vida normal. Las finas paredes de la mayoría de las construcciones japonesas son ideales para dejar pasar esos sonidos que aterrorizarían a cualquiera durante una noche silenciosa.

Vencido el temor del primer momento y dejando que la curiosidad se haga cargo de la situación, la joven aspirante a enfermera decide averiguar que hay detrás de todo esto. Una vez en el departamento, encuentra el cadáver de su anciano vecino, quien parece llevar muerto ya un par de tachaduras de almanaque. Esta misteriosa muerte se convierte en la desencadenante de sucesos paranormales en todo el complejo habitacional. Con la ayuda de Sasahara, interpretado por Hiroki Narimiya, quien se especializa en limpiar los departamentos de aquellas personas que fallecen en completa soledad, intentará encontrar algo que la ayude a desentrañar el misterio.

Alejado de la pantalla grande luego del proyecto fallido “Chatroom” (2010), y su ultima película en territorio japonés Death Note: L (2007), esta significa una vuelta que no es ampliamente esperada pero con el fervor que significa Maeda, tendrá un golpe de efecto interesante. Recordemos que la jovencita fue noticia durante el año pasado por abandonar el megaproyecto de féminas dispuestas a conquistar el mundo, AKB48.

Abundar en detalles sobre la trama seria absurdo pues quitaría todo el encanto que suele tener este tipo de proyectos. Aquellos que pudieron verla en el Festival de Rotterdam, aseguran que se trata de una película mediocre que no se destaca dentro del género, pero tendremos que esperar al próximo 18 de mayo para conocer la reacción del publico nipón (los críticos de cine son seres inconformistas por naturaleza). Teniendo en cuenta que los espectadores no son muy exigentes respecto a este tipo de películas, y Maeda atraerá a una oleada de fanáticos, se espera una asistencia considerable en las salas de todo el país.

El tráiler de Kuroyuri Danchi me resultó interesante, y más allá de que no es muy extenso, logró crear en pocos segundos un clima que dista de ser tétrico, pero sugiere algún que otro sustito para los desprevenidos. Innovar en un genero tan explotado como este es a esta altura del siglo una tarea casi imposible, pero los directores siguen insistiendo, los productores aportando el capital, los actores poniendo su mejor cara de terror y el publico atragantándose con pochoclos. Independientemente de eso, tengo que reconocer que el cine de terror japonés todavía tiene mucho mas para ofrecer que su primo norteamericano, donde las historias ya están muy desgastadas por la taquilla. Teniendo en cuenta que detrás de esto hay un baluarte considerable del terror nipón, ponemos un voto de confianza.

Via: Tokyio Hive + The Hollywood Reporter




A %d blogueros les gusta esto: