El legado Ninja y su representación en los videojuegos.

Una de las auténticas tradiciones clásicas de Japón, y de mayor popularidad hoy en día por el legado que se le conoce (si bien a veces se aleja de la realidad), es el de los clanes Ninjas, que si bien todos podemos tener una vaga idea de su comportamiento y esencia, quizás difiera un poco de lo que realmente eran desde sus inicios entre los años 600 y 900 aproximadamente.  Sin intenciones de irme demasiado por las ramas y no perder el eje principal, corresponde una breve introducción o incluso, un recordatorio de lo que muy adecuadamente lo explica el artículo de mi compañera ya 2 años atrás (mucho más calificada que yo al respecto):

Es importante recalcar que los ninjas (“shinobi-no-mono”, o tan solo “shinobi”), eran practicantes del ninjutsu, como táctica de guerra pero no considerado un arte marcial como los que podemos llegar a conocer, lo cual me parece lógico, este ninjutsu valuaba cumplir una misión, no importando los medios por los cuales se llegará a la misma, los métodos más comunes que podemos relacionar son ataques escurridizos, envenenamiento, seducción, y espionaje; una diferencia que es muy frecuente hacer es la que existe entre estas reglas y la comparación con respecto al honor samurai, ya que de estos se valoraba la lealtad, el honor suyo y de sus antepasados por sobre todas las demás cosas; por ejemplo, en una batalla seleccionaba a un solo adversario, vistiendo la armadura de su clan, y el código bushido al cual hacía honor, dictaba que debía ser noble y educado. Por eso los trabajos “sucios” pertenecían a los ninjas, incluso siendo contratados por los samurai para no perder su reputación, ya que estaban limitados por ese código bushido.

Características; mitos y verdades del shinobi.

Aunque bien todo esto es algo de lo que nos podíamos imaginar, hay algunas otras características de lo que hacían a un verdadero ninja que desconocemos o que va en contra de lo que creeríamos en primera instancia si nos guiamos por las personificaciones que vemos en el mundo del entretenimiento y en nuestro caso específico, la mayoría de los videojuegos, con el sentido de hacerlo más dinámico y no tan solo una cuestión de sigilo por tiempo indeterminado. Con esto me refiero específicamente a la idea que conocemos como “Asesino silencioso” vestidos de negro a estos no es tan así, ya que el objetivo principal del mismo es pasar desapercibido, y sería lo contrario para alguien que vista completamente de negro tanto entre ciudadanos como en el contraste con la luna en misiones nocturnas, si bien el color elegido ha sido de tonos oscuros para la idea de escabullirse y no ser visto, y el asesinato solo funciona como un último recurso, siempre teniendo fijo que el objetivo principal es pasar desapercibido e irreconocible, para por ejemplo, conseguir información o cosas materiales.

Una representación de un intento fallido de asesinato.

Una representación de un intento fallido de asesinato.

Existe un libro o una documentación medieval que describe las estrategias de espionaje de los distintos shinobi de la región de Kishu llamado Shoninki (正 忍 记) escrito por Masazumi Natori, en el mismo por ejemplo se pueden encontrar habilidades básicas como el camuflaje, entrar a una casa/recinto, y juntar información, hasta profundizar un poco donde trata de la defensa ante espías, la naturaleza humana, la fisonomía, y la capacidad de leer las verdaderas intenciones de las personas y si están mintiendo, etc.

¿Cómo personificaron, los videojuegos, a esta tradición?

Antes que nada, debo dar el mayor de los créditos a la sección Game Exchange de Gaijin Goomba de Youtube por sacar de este los ejemplos/personajes y sus relación con más o menos alejada realidad; la idea aquí es no solo describir personajes emblemáticos ninjas de los videojuegos, sino compararlos con sus aciertos y errores de lo que un verdadero ninja ejercía, sin dejar de olvidar nunca que la exageración en la mayoría de los casos es a propósito para darle un mejor sentido a lo que verdad importa, que es la jugabilidad.

Para empezar podríamos tomar al primero que se viene a la mente de muchos en el momento de pensar un ninja o un juego de ninjas: Ryu Hayabusa (隼・リュウ) del Ninja Gaiden. Si nos dejamos llevar por su aspecto físico, hay que resaltar (para bien) dos cosas que observamos notablemente, al menos en sus primeros juegos hace más de 25 años; una sería el hecho de tapar su rostro casi completamente para no revelar su identidad, quizás lo más característico de estos, mientras que el otro es el uso de un traje completo que no necesariamente es negro por las razones utilizadas anteriormente, sino de un tono azulado, el cuál es más común (al menos en los primeros juegos). Aún así, ignorando el hecho de que tiene poderes mágicos y puede lanzar bolas de fuego a diestra y siniestra, y cosas como esas, podemos encontrar algo que no lo beneficia a la hora de representar el legado de la mejor manera posible: el objetivo del juego es ir avanzando en público asesinando miles de personas y criaturas para hacerte tu camino dejando rastros de sangre a tal punto de ser un legendario y bien conocido Ninja, cuando el asesinato es utilizado específicamente como un último recurso, y de la manera más imprevista posible (escondiendo pistas, rastros o cuerpos incluso),  ya que de no ser así la identidad sería revelada como le pasa a Ryu, cuando uno de los principales objetivos era siempre actuar desde las sombras y no de la manera excéntrica que lo hacemos en el Ninja Gaiden.

Ryu y su obsesión con matar ortodoxamente (Modelo 86 y HD respectivamente)

Ryu y su obsesión con matar ortodoxamente (Modelo 86 y HD respectivamente)

Un juego que solía confundir en mi niñez y adolescencia con este último era el Shadow of the ninja, también para la family, ya que el personaje principal vestía de manera similar a Ryu Hayabusa, con ese color violeta o azulado (y una compañera que viste de color rojizo solo para saber que es el jugador 2 y que es una mujer). Aún así hay un pequeño detalle con esto (que quizás no se note por las limitaciones de la family), el cual es que los personajes Hayate y Kaede tienen su cabeza/identidad al descubierto, como si nada importara, aparte de cometer el error de asesinar llamando la atención y seguir su camino. Se ve que su objetivo ya no es ser un ninja clásico sino un mercenario en búsqueda de finalizar con la dictadura presente en su tiempo independientemente de las formas, además de que es un juego centrado en un ambiente futurista.

Vemos en la caratula sus rostros descubiertos y parte del ambiente "futurístico".

Vemos en la caratula sus rostros descubiertos y parte del ambiente “futurista”.

Para poder manejar un cierto orden, y no mezclarme con mis papeles (?), incursionemos en otro personaje principal de un juego de un estilo similar a estos, uno de plataformas y acción en donde se asesina más de la cuenta: Strider Hiryu (ストライダー飛竜) que comenzó con el juego Strider para family y su respectivo manga, pero se popularizó años entrantes, más aún con sus apariciones en Marvel Vs. Capcom (mi personaje preferido lejos), vistiendo su característico traje violeta y su bufanda roja que tapa la mayoría de su rostro y haciéndolo quedar canchero al mismo tiempo. Su especialización, digna de su oficio, es ser experto en sabotaje, (a su vez es considerado un maestro espía), ¿Su problema? Su arma característica, la espada conocida como “Cypher”, portadora de energía plasma, la cual textualmente “Debido a la velocidad a la que la espada viaja, provoca un sonido muy agudo siempre que es puesta en acción“; por lo que nuestro casi ninja perfecto tiene un gran defecto a la hora de utilizar el recurso del asesinato, pese a sus habilidades y manejo perfecto de las mismas y sus armas, esta característica hace que pierda su capacidad de sigilo para el trabajo sucio. Aún así, sigue estando canchero en todo momento.

Será ruidoso, pero no deja de ser cool (?)

Será ruidoso, pero no deja de ser cool (?)

Nuestro próximo héroe comparte la misma jugabilidad con la que venimos tratando, se trata del juego Shinobi, en específico para Sega Genesis porque es el cual estoy más familiarizado. Hay cosas interesantes a destacar en este, así como sus “errores” con la tradición que tratamos. Lo que se diferencia de los anteriores, es que esta vez su problema es el traje, compuesto por un color blanco que hace contraste con el ambiente en el que se encuentra haciéndose imposible la idea de camuflarse (incluso en sus primeros juegos merodeaba con su cabeza al descubierto), pero aún así, es un juego clásico de calidad, a pesar de los poderes sobrenaturales, mantiene el uso de armas de alto alcance clásicas como los kunai y shuriken, o de corto alcance como la espada, o el uso avanzado y experto del Ninjutsu; y su protagonista es llamado Joe Musashi (ジョー・ムサシ), en donde lo interesante de esto, es que se inspira su nombre de un personaje real del Japón feudal, un guerrero llamado Miyamoto Musashi (宮本 武蔵), autor de libros sobre el arte marcial y estrategia que hasta en la modernidad se utilizó; si bien no es un ninja, es un representante de lo que un guerrero de Japón era capaz de hacer, dejando atrás un legado que hasta el día de hoy es considerado, y que en particular es referenciado en, también, un puñado de videojuegos que tarde o temprano podremos mencionar en otro especial.

El traje blanco del habilidoso Joe Musashi

El traje blanco del habilidoso Joe Musashi

Mal que mal, dentro de todos estos personajes, a pesar de sus “errores” o diferencias con la realidad, le hacen honor al nombre de ninja con sus habilidades sobrenaturales y capacidad atlética que les permite lograr sus objetivos y tirar abajo una organización criminal entera. Distinto es quizás el caso de algunos personajes que los caratulan de ninja aunque lejos están de tener ese título, en especial en los juegos populares de luchas como King of Fighters, Street fighters, etc. en los cuales algunos personajes femeninos con descriptos como ninjas habilidosos, y si bien es cierto de sus habilidades, lejos están de representar a un verdadero ninja y su legado, y mucho de esto se debe a la manía de todos los creadores y diseñadores de hacer un estereotipo de luchadoras mujeres con grandes atributos (?) y poca ropa, cosa que va completamente en contramano a la idea de camuflarse y pasar desapercibido e incógnito, pero la obsesión de diseñadores e incluso de los fans que tienen por hacer un estereotipo de una mujer como una que use poca ropa y tenga un alto sex-appeal hace que esto sea así, dejando en segundo plano a las costumbres y legado real, lamentablemente.

Ejemplos incluyen a Mai Shiranui, “ninja” del King of Fighters (y Fatal Fury), quien fue perdiendo ropa a medida que avanzaban los años; Ibuki de Street Fighter, que si bien no se desnuda tanto, grita a los cuatro vientos su nombre antes de comenzar una pelea, perdiendo un poco su identidad oculta; Taki del Soul Calibur, que usa la misma ropa que Ned Flanders cuando esquía; Ayane de los juegos “Dead or Alive“, una saga que dedicó un juego spin-off (a parte de la historia/trama original) sobre sus personajes femeninos jugando a la playa en traje de baño, se podrían imaginar la seriedad del asunto; Las kunoichi del Mortal Kombat (Kitana, Mileena, Jade, etc) que al igual que Mai, mientras más pasaban los años, menos ropa usaban; y los ejemplos siguen.

Ninjas!!...emm, o eso dicen.

Ninjas!!…emm, o eso dicen.

Pasando los/as exhibicionistas, tenemos en los juegos generalmente de RPG, lo que se conoce como clases; en vez de ser personajes específicos, hablamos de clases/estilos que los caracterizan (guerrero, arquero, caballero, etc), en especial si se trata de enemigos ya que son repetitivos y numerosos sin destacarse uno de otros; si buscamos una clase que represente a los ninjas, también podemos combinarlos con la clase “asesino” que tienden a ser personajes ocultos, que revelan su identidad y atacan de forma imprevista y efectiva, y al no ser personajes principales, los representan de una manera correcta ya que no llaman tanto la atención en la trama.

Ejemplos como estos los podemos encontrar en juegos como Suikoden, que alberga al personaje ‘Kage’ (literalmente, ‘Sombra’), un ninja sicario, “rumores dicen que el mataría a su propia familia si el correcto precio es pagado. No tiene lealtad hacia nadie, pero si le pagan por el trabajo, el definitivamente lo hará cumplir”, si bien deja al descubierto la parte posterior de su cabeza y su cabello diferenciable. En una joya oculta (de tantas que hay) del sega genesis, el Shining Force, un RPG de estrategia por turnos (turn-based combat), hay un personaje secreto a sumar a la partida de nombre Hanzou, un ninja con la capacidad de usar ninjutsu (y magia) a la perfección, cuyo nombre está inspirado en Hattori Hanzo (服部 半蔵), uno de los ninjas más conocidos de la historia de Japón, líder de los clanes de Iga, del cual incluso se creía que tenía varias habilidades mágicas como teletransportación y poderes psísquicos más conocido como el “Genjutsu”; este nombre también fue utilizado para el personaje Hattori Hanzo de Samurai Showdown (juego de luchas), o en tantos otros Anime, como Naruto, HunterxHunter y Brave 10.

Recurriendo al más conocido de los RPG desde sus principios, encontramos en el Final Fantasy dos personajes, Yuffie del FF VII, quien deja mucho que desear porque más allá de ser atlética y ser buena con las armas, no solo anda mostrando su rostro y demás, sino que en la historia del juego, le robó la “materia” a Cloud y su gente una vez que estaban cerca de su pueblo, es decir, atrajo a un puñado de guerreros que la estaban buscando a su propio territorio, no pudiendo evitar dejar rastros de su acción y revelando su identidad y pueblo. El otro es de FF VI, y ya sí es un Ninja más oculto y misterioso de nombre Shadow, considerado un asesino despiadado, excéntrico o bizarro como todo FFVI (lo cual significa bueno), vestido con capucha y máscara, solo se conoce rastros físicos de él por los flashbacks de su infancia, con habilidades y armas típicas a la hora del combate, y nota interés solo en el dinero que puede conseguir con sus trabajos sucios (y en su perro).

En cuanto a la clase “Asesino“, se me viene a la mente el juego Fire Emblem, uno de mis preferidos de RPG con el combate por turnos, en especial de un personaje llamado Jaffar del Fire Emblem: Rekka no Ken, conocido como Fire emblem 7 o “Fire Emblem: el primero que vino a occidente” para GameBoy Advance, el cual con la ayuda de los trucos pude completarlo (?). La comparación que encuentro se debe a su estilo a la hora de luchar y de vivir incluso, ya que en el caso de Jaffar, es utilizado para los trabajos sucios en principio del enemigo, atacando de manera letal e inesperada a sus víctimas, utilizando ropajes que lo cubren (si bien la cara la tiene al descubierto) y su capacidad de espionaje.

“I have no heart. I know nothing of joy, sorrow, anger, dread… And yet, I am…afraid(…)” / “No tengo corazón. No conozco nada sobre alegría, dolor, enojo, terror… Y aún, siento…miedo(…)” – Jaffar

Yuffie, Shadow y Jaffar, de izquierda a derecha.

Yuffie, Shadow y Jaffar, de izquierda a derecha.

¿Qué tan bien son representados? ¿Existe un juego ideal?

Por consecuente, en resumen de los casos más conocido de los ninjas personificados en un videojuego sea como un personaje cualquiera o como el protagonista del mismo, el error más común que se observa con respecto a la verdadera historia, es el caso repetitivo en el que se recurre al asesinato de los enemigos múltiples para hacerte paso hacia tu objetivo más poderoso en público o a la vista de todos, el problema acá no solo reside en que el asesinato se utiliza como un último recurso, sino también en que asesinar a sangre fría lleva a llamar la atención, cuando lo último que un ninja quiere es que se le descubra, tanto sus acciones como su identidad , por eso no solo se incluía, sino que no se mostraba intenciones de esconder los cuerpos ignorando esta característica; igualmente es entendible que no hagan esto, para crear una dinámica en el tipo de videojuegos que desarrollan, sería ilógico tener que ser cauteloso en un juego de luchas, o esconder cada rastro tuyo en un juego de acción en un mundo abierto 3D, por lo que no es un pecado tan grande, la idea es entretener de la mejor manera, y se pueden perdonar estos percepciones erróneas de un ninja verdadero (lo que no creo que sea perdonable es usar un traje que cubre el 1.2% de tu cuerpo, pero bueno..).

A pesar de esto, existe un juego que tiene a un ninja ideal, casi perfecto, en este el objetivo es el de cumplir misiones en los distintos niveles en un ambiente 2D siendo lo más sigiloso posible para no llamar la atención de ningún guardia, y esto se incluye el dejar el cuerpo de un guardia muerto en el lugar ignorando que otro lo pueda ver incluso; por lo que a pesar de que recurra al asesinato, no es el objetivo principal, sino que el mismo es ser los más indetectable posible, y la única forma de llamar la atención recomendada es para distraer a los mismos y poder atacarlos sin que lo sepas, consiguiendo puntos por “Muerte silenciosa” o no ser detectado por los guardias escondiéndote en  algún objeto del terreno, e incluso ir rompiendo las luces para que la posibilidad de mimetizarte con la oscuridad sea mayor, o de evitar correr porque el sonido de tus pasos puede llegar al rango auditivo de los guardias, abarcando la mayor cantidad de detalles posibles (el rango visual también por supuesto). Veamos sino el gameplay del mismo para hacer eco de este juego, llamado Mark of the Ninja (2012):

Este podría ser un buen resumen de lo que significa ser un ninja, sin necesidad de utilizar magia o llevarse puesto todo por delante, y con un objetivo claro, para tener una básica idea de cual es el verdadero oficio y forma de vida de uno, por lo cual es recomendado, lo que no quita el hecho de que todos los demás no lo sean, mientras a uno lo entretenga y le haga pasar un buen rato, es lo que importa de un videojuego (o cualquier otra forma de entretenimiento); sin dejarse llevar tanto por los puntajes y reconocimientos a la larga, solo disfrutarlos.

FUENTE: Wikipedia (de cada juego) + legadohistoria.blogspot.com.ar + Gaijin Goomba -YouTube- (Idea) + Drope@Xiahpop.com (Redacción).




0 thoughts on “El legado Ninja y su representación en los videojuegos.

A %d blogueros les gusta esto: