Lobos, ninjas y corazones valientes

Mientras sus compatriotas suman medallas en Londres, los nipones ocupan sus asientos en las distintas salas a lo largo y ¿ancho? del país. Pese a que los fines de semana de verano suelen mimar la taquilla, las Olimpiadas significan un cambio en la rutina del público y esas modificaciones se ven directamente reflejadas en los números. Aun no hay una proyección certera, pero se estima que durante los Juegos Olimpicos hay una reducción del 10% de los espectadores. Sin dudas, en muchos casos la gente prefiere quedarse en su casa apoyando a sus créditos locales, más aun cuando ciertas disciplinas deportivas son dignas historias cinematográficas.

Bien, descontando que el Hombre Murcielago sigue haciendo lo que quiere con la taquilla a lo largo del planeta, nos ocuparemos de las producciones japonesas que ocupan los primeros lugares. Brave Hearts: Umizaru ( BRAVE HEARTS 海猿), se ha puesto fuerte frente al caballero de la noche y resiste en la primera posición con una recaudación que ya casi asciende a los 49 millones de dólares. La película de Eiichirō Hasumi, inspirada en el manga de Shūhō Satō, se centra en la figura de Daisuke Senzaki, un oficial de la Guardia Costera de Japón, y la serie de sucesivos rescates e incidentes en los que se ve involucrado todos los días en razón de su tarea. Los distintos episodios del manga están inspirados en acontecimientos reales, por lo que la película –con la entendible adaptación que requiere el cine- intenta mantenerse en esa línea. En esta cuarta entrega, el guión nos presenta a Mika (Riisa Naka),una asistente de vuelo a bordo de un avión programado para aterrizar en el aeropuerto de Haneda. En el camino hacia el aeropuerto el motor del avión se descompone, convirtiendo a la aeronave en un bolido fuera de control. Con el fin de salvar a las 346 personas a bordo del avión, Daisuke Senzaki (Hideaki Ito) y su equipo serán llamados a la acción.

Gekijōban Naruto: road to ninja  (劇場版 NARUTO-ナルト – 疾風伝忍者の道へ –), la novena película de la serie Naruto estrenada el pasado 28 de Julio ha tenido unos días estupendos, lo que la colocó en el tercer puesto de la taquilla. En el marco de la celebración por los 10 años del anime Masashi Kishimoto, su autor, se encarga nuevamente de la historia y del diseño de los personajes, en esta que es la sexta realización de la saga. Creo que no hay mucho que agregar sobre este estreno. Sabemos el éxito que obtiene cualquier producto de Naruto y la fidelidad de sus seguidores al apoyar cada una de las nuevas aventuras de sus personajes favoritos. Cada tanto, los cines de Japón se tiñen de color y dejan que el anime pueble sus pantallas. Esta serie ha cosechado infinidad de fanáticos en Latinoamerica, pero todavía no hay ningún dato certero sobre su estreno por estos lugares. Seguramente lo hará por los medios habituales y el DVD se convertirá en la única alternativa, relegando la experiencia en la sala de cine a unos pocos privilegiados.

Por ultimo, aunque no por eso con menos importancia, nos encontramos con otro anime: Ookami Kodomo no Ame to Yuki. La película del galardonado Mamoru Hosoda cuenta la historia de Hana, una estudiante universitaria de diecinueve años de edad,  que se complica un poco a la hora de enamorarse, ya que su prometido es un hombre lobo. Juntos forman una familia que pronto recibirá, a un hijo y una hija, Ame y Yuki. Ambos pequeños heredan la habilidad de transformarse en lobos. Imaginaran todo lo que eso significa. Una serie de sucesos un tanto desgraciados-cuando no con las historias tristes- pondrá a Hana y a sus hijos frente a un dilema. El tráiler nos da algunos indicios de esta particular historia, que dado los números ha logrado conmover al publico nipon. Ni que hablar de la belleza que encierra la animación; pinceladas sublimes.

Un poco de aventura, otro poco de acción en clave animada, y una historia tierna. Como siempre la cartelera japonesa ofrece este tipo de combinaciones. Batman acecha silenciosamente, pero creo que Naturo está dispuesto a defender su posición.




A %d blogueros les gusta esto: