Los Mensajes del Agua según Masaru Emoto

El agua nutre el suelo y recorre nuestra tierra, es el origen de toda forma de vida ¿Acaso ella tiene otra faceta que aún no ha sido estudiada? ¿Ustedes creen en el poder de la palabra? ¿En el poder del pensamiento? ¿El poder curativo del agua? ¿Creen en el poder de la música?  ¿Saben que tan poderosas son esas cosas? ¿Lo saben, o creen saberlo? Bien, el Dr. Masaru Emoto esta convencido de que ha encontrado esas respuestas y las compartió con el mundo. Este estudio no es uno muy reciente pero es algo que deberíamos sentarnos a ver y analizar.

Masaru Emoto (japonés) doctor en medicina alternativa y también egresado de la carrera de relaciones internacionales, estudió a los cristales del agua desde otra perspectiva y enseñó una faceta que hasta el momento no había sido mostrada. Según él doctor: LA CIENCIA TRADICIONAL, CON SU RAZONAMIENTO CONVENCIONAL no basta para adentrarse en el mundo intangible, mundo al que él se dispuso a ingresar.

El Dr. Masaru está convencido de su teoría pero la comunidad científica no esta de acuerdo con sus afirmaciones, consideran todo esto como una pseudo ciencia. Y es que es difícil de creer sin embargo, existen tantas cosas que no tienen explicación que para algunos esto parecerá real y para otros será otro disparate más.

Él ha captado la esencia de los cristales de agua en movimiento, en fotografías que han sido publicadas en su libro Mensajes del Agua. Partiendo de la idea de que ningún cristal es igual a otro nos adentramos en su investigación. Masaru analizó y “comprobó” (lo pongo entre comillas porque hay varios puntos de vista distintos en este asunto y deberíamos agarrarlos con pinzas) la capacidad curativa del agua.

La formación de un cristal según Masaru depende de que tipo de agua sea. Por ejemplo, el agua natural produce mayor cantidad de cristales a diferencia del agua de un grifo. Como él explica en el documental, algunos producen y otros simplemente no. Algo que no menciona el documental pero que se ha hecho saber por ciertos medios es que para llegar a esa “conclusión” el estudio ha sido bastante subjetivo y que en ciertos casos no se han tomado en cuenta todas las muestras, solo para no afectar la teoría final.

Mientras uno observa la formación de cristales puede ver todo el proceso de expansión del cristal, hasta que vuelven a su estado inicial. Para Emoto éstos cristales representan la fuerza vital de la madre naturaleza, y la ausencia de los mismos representa que la fuerza vital de ese entorno ha sido puesta en peligro energético.

La investigación también menciona la relación que existe entre la música y el agua. Así como la música es vibración, la vibración es energía, el agua es energía y de esta manera se expone al agua con un estrecho vínculo con la música. La vibración melodiosa , armónica y perfectamente estructurada de las piezas clásicas influyen directamente en esta formación. La exposición de cristales a ésa música presenta un crecimiento de los cristales. El lado expresivo del agua, la representación de sus emociones se ve cuando es expuesta a la música

La música es una forma de curación antes que una expresión artística” – Masaru

Así como la música es vibración también las palabras lo son, ellas contienen información vibracional. Si el agua es expuesta a buenas (positivas) y malas palabras (negativas)  pueden ser apreciadas distintas formaciones de cristales. Palabras hermosas, cristales hermosos; palabras feas, malformación de cristales o simplemente no existe una formación de ellos. Esto también se pudo ver en un experimento que las personas realizaban (lo pueden apreciar en el documental). Con esto se pudo comprobar el poder de la palabra, y su valor vibracional. Con palabras escritas, dichas o pensadas, todas ellas suponen un perjuicio o beneficio en la formación de los cristales.

Esa misma agua es la que fluye por todo nuestro cuerpo y nuestro planeta.

 

Aquí les dejo el documental para que lo disfruten.

Y esto es un resumen de lo que pueden encontrar en el documental

¿Qué piensan ustedes al respecto de esta investigación? ¿Creen en ella? ¿Les parece poco fundamentada? ¡Cuéntennos sus opiniones!



A %d blogueros les gusta esto: