[Manga Review] Video Girl Ai

Masakazu Katsura nos dejó muchos clásicos entre los lectores de manga. En esta ocasión, puntualizaré en una obra popular, en general, entre los mayores de 25 años que crecieron con el Boom del Manga y el Anime en los 90s. Hablamos de Video Girl Ai (電影少女 Den’en Shōjo).

Ai Amano

 

 

Publicada originalmente en la revista Shukan Shonen Jump entre el 1989 y 1992, y recopilada en 15 tomos (aunque bueno, los últimos 2 tomos contienen 2 tramas aparte, pero en el mismo universo), Video Girl Ai nos cuenta la historia de Yota Moteuchi, un joven de 16 años que sufre mal de amores. Su mejor amiga, Moemi, está enamorada de su mejor amigo, Takashi.

 

¿Qué es el Gokuraku? Un videoclub (¿los hace sentir viejos? A mí también) que aparece casi como por arte de magia, de la nada, frente a Yota. Sólo la gente de corazón puro puede verlo. Yota entra, y el señor que atiende el local le da una cinta de video (VHS) para ayudarlo a aliviar su corazón: Una cinta llamada Video Girl Ai. Sí, cualquiera pensaría que hablamos simplemente de una cinta erótica o similes.

 

Pero el tema es que, al reproducir la cinta, Ai Amano sale de la televisión…y distinta a lo que anuncia la tapa del VHS, ciertas “diferencias” porque el reproductor estaba estropeado, defectuoso. Su misión: Ayudar a Yota a sentirse bien. A estar feliz. Las Video Girls existen para eso.

 

Eso es en líneas generales la trama. No doy mucho más detalle, pero hay ciertos giros, personajes que no mencioné y demases. La magia de Masakazu Katsura es contar historias de adolescentes. Los idas y vueltas amorosos. La frustración, la vergüenza y el temor a avanzar románticamente en la vida, siendo joven. Como todos podrán imaginar, va a haber triángulos amorosos, idas y vueltas. Novelita adolescente. Novelita de la buena. Y un poco de drama y tragedia. Incluso villanos, mezclados con un toque de ciencia ficción.

Yota y Moemi

Katsura es un autor que brilla por su estilo súper detallado (pero bien clásico). Por dibujar mujeres hermosas, y sexualizar bastante las viñetas cuando puede. Sí, hay momentos de desnudos (innecesarios en su mayoría, pero no por eso resta calidad), pero no se llega a escenas sexuales ni explícitas. Todo sea en favor al fanservice.

Narrativamente hablando, es un maestro de la secuencia. Sabe utilizar los primeros planos y jugar con el tamaño de las viñetas perfectamente para generar una armonía. La expresividad de los personajes, la forma de desenvolverlos y de retratarlos (no sólo a nivel guión, sino a nivel gráfico) es brillante.

Video Girl, al igual que otras obras como I”s (de la que ya hablaremos en otra ocasión), se puede disfrutar de distintas formas acorde a la edad del lector. Particularmente, yo la leí a mis 15 años y quizás sentía cierta frustración con algunas situaciones. Y ahora, a mis casi 30, la releo y me surge una sonrisa que me hace rememorar esos años, y sentirme identificado con algunas cuestiones que quizás en ese momento me parecían el fin del mundo, y que ahora me parecen cosas bastante simples o sin importancia. Hay una sensibilidad muy marcada en las obras de Katsura, característica que sin duda lo volvió uno de los autores más populares del género en su momento.

Con respecto al tomo 14 y 15 del manga, como mencioné al principio de la nota, se nos presentan dos historias con distintas Video Girls y un elenco de personajes nuevo. Ambas son lindas e interesantes historias, no las desmerezco en lo absoluto… pero quizás, contar más sobre ellas es arruinar varias sorpresas, suficiente con saber que verán algún que otro cameo. Video Girl Len y Video Girl Haruno son los nombres de las dos breves obras, respectivamente.

En definitiva, y para ir terminando esta breve nota: Video Girl Ai es una obra que vale la pena. Una lectura muy amena y un clásico.

 

Como datos aparte, les comento que tuvo una película Live Action en el año 1991 y también una adaptación al Anime en 6 OVAs (Original Video Animation, salidas únicamente en video, no por televisión) que, lamentablemente, lejos están de hacerle justicia a la obra original…se imaginarán que contar una obra de 13 tomos de duración en sólo 6 episodios, implica hacer un extenso recorte de la trama, resumir mucho… y sobretodo, suprimir un montón de personajes importantes que ni siquiera son nombrados. Cabe destacar que la seiyuu de Ai es la popular Megumi Hayashibara. El Opening (Ureshii Namida, “lágrimas de felicidad”) y el Ending (Ano hi ni… “Aquel día”) son muy buenos a nivel musical.

 

Para los hispanohablantes, Video Girl Ai fue editada en España por Norma Editorial en 1995 (actualmente descatalogado), reeditada por Planeta DeAgostini en el año 2001, en México por Editorial Vid en 1999 y en Argentina por Editorial Ivrea en el año 2006.



Apasionado de la cultura oriental y los comics, paso mi tiempo libre leyendo, dibujando y experimentando mis fanatismos de forma plena. Escribo sobre cualquier tema, porque escribir es un placer, no una obligación.


A %d blogueros les gusta esto: