A los 117 años muere Misao Okawa, la persona más longeva del mundo

Fue hace poco que el mundo entero posó su mirada sobre esta simpática anciana japonesa, que estrenando sus 117 años se rodeó de familiares, amigos y conocidos con ganas de pasar un grato momento con la cumpleañera. Misao Okawa ingresó al Libro Guinness de los Records como la persona más anciana del mundo en junio del 2013, cuando Jiroemon Kimura, también procedente de Japón, murió a los 116 años y 54 días. Según informaron medios locales, Misao falleció poco antes de las 7 de la mañana de este miércoles de causas naturales, en la residencia geriátrica de Osaka donde vivía desde hace años.

Okawa nació en 1898 en el seño de una familia dedicada a la venta de kimonos, año en el que por ejemplo los Estados Unidos anexionaban para sí las islas hawaianas o Pepsi-Cola ingresaba al mercado con su característica bebida. Misao se casó en 1919 y tuvo un hijo y dos hijas, a los que años después se sumaron cuatro nietros y seis bisnietos. Desde el año 1997 residia en una institución geriátrica para recibir los cuidados acordes a su edad.

Consultada por el secreto para vivir tantos años, la anciana respondió en su momento: “Comer delicioso es mi clave para la longevidad”, definiéndose como una amante del ramen y los guidados de carne. Las 8 horas diarias de sueño también fueron importantes para pasar el centenar de años con buena salud.

Misao Okawa

En los últimos días había perdido el apetito y su estado de salud se había deteriorado, muriendo mientras dormía plácidamente y rodeada por familiares y personal de la clínica geriátrica. “Ahora me siento solo, pues estuve con ella desde su entrada en 1997” dijo Tomohito Okada, el director de la institución. “Le agradezco todas las enseñanzas que me dio a través de su experiencia” concluyó.

El legado del record de longevidad queda ahora en manos de Gertrude Weaver, una norteamericana de 116 años que alcanzará la edad lograda por Misao el próximo 4 de Julio. En igual sentido y de acuerdo al Ministerio de Salud y Bienestar de Japón, la persona más anciana de Japón es ahora una mujer que vive en el Distrito de Shibuya, en la capital nipona y que por expreso pedido de sus familiares no se dejó trascender el nombre. Importante lección nos deja Okada, mujer que hizo de lo simple un culto y de la alegría su combustible para sobreponerse a las distintas pruebas que la vida le puso en el camino.

Fuente: JapanTimes.co.jp / hiroshi@xiahpop.com




A %d blogueros les gusta esto: