Conviértete en ninja en 4 sencillos pasos

La semana pasada fuimos testigos de un enfrentamiento futbolístico entre un grupo de habilidosos ninjas y un valiente guerrero samurái. En aquella oportunidad se impuso el dueño de la armadura, pero sí de revancha se trata, te damos a continuación unos pequeños tips para que te conviertas en un ninja hecho y derecho y solo con un par de movimientos de mangas.

Si te sobra el tiempo y querés ser el centro de atención de tu familia o grupo de amigos (solo por un nanosegundo antes de que todos estallen de la risa), a continuación compartimos contigo este instructivo, donde valiéndonos solo de una remera (franela, camiseta, casaca,) o un pañuelo afín, podemos cubrir nuestro rostro y prepararnos para la próxima aventura nipona.

Primero debes colocar la tela sobre tu cabeza. Deberían quedar las mangas colgando, una a cada lado de tu rostro. Una vez así, necesitas doblar una de las mangas sobre tu barbilla, tal como indica la imagen y ajustar de ese lado. La tela debe cubrir tu boca y tu nariz y debes sentir la presión. Como paso siguiente, mientras mantienes ajustada la manga que recién doblaste, debes pasar la restante por debajo de tu barbilla, doblándola como aparece en la ilustración.

Ninja Hood - 1 y 2

Una vez que hayas realizado estos dos pasos, debes unir las dos mangas en la parte trasera de tu cabeza, realizando un nudo lo suficientemente ajustado como para que el trabajo realizado no quede en la nada. Claro que debes cuidar de no asfixiarte, pues un ninja muerto poco tiene que hacer. Cuando te sientas seguro, acomoda los detalles y ya estarás listo para salir a dar un paseo por la calle y hacer la delicia de los vecinos.

Ninja Hood - 3 y 4

Claro que con esto no es suficiente, pues necesitaras años de entrenamiento para disimular tu presencia entre las sombras, aguzar tus sentidos y convertirte en un guerrero letal. Como por algún lado hay que comenzar, estar a la moda es un buen primer paso. Aun no he probado esta técnica en mi casa, pero las imágenes se ven lo suficientemente convincentes como para hacer el intento o convencer a algún conejillo de Indias para que haga la prueba por nosotros. Ya no tenés excusas para salir a hacer las compras con un atuendo diferente o quizá participar en el próximo piquete de tu barrio.

Fuente: en.RocketNews24.com / hiroshi@xiahpop.com




A %d blogueros les gusta esto: