[Reseña] Yuri!!! on Ice

Yuri!!! on Ice (ユーリ!!! on ICE), definitivamente fue el fenómeno del 2016 en materia Anime.

Producida por el estudio Mappa, dirigida por Sayo Yamamoto y escrita por Mitsuro Kubo, Yuri!!! on Ice debutó el 5 de Octubre del 2016 y contó con 12 episodios, terminando apenas hace unos días, el 21 de Diciembre.

A grandes rasgos, la historia es así: Yuuri Katsuki, un patinador artístico sobre hielo Japonés, por cuestiones que van a tener que descubrir al ver la serie, termina siendo entrenado por su ídolo absoluto: El campeón Ruso, Viktor Nikiforov. ¡Ah! Hay un muchachito Ruso con un increíble potencial pese a su temprana edad, llamado Yuri Plisetsky, quién será la principal competencia del protagonista. ¿Y el objetivo deportivo? Además de mejorar y ponerse en forma, el objetivo es el Grand Prix. ¿Llegará Yuuri a la cima, ahora que tiene al genio absoluto de la disciplina como entrenador?

 

Este anime tiene un montón de cosas que hacen que destaque por sobre el resto, y vamos a ir analizándolas de forma concisa y sin spoilers.

Yuuri Katsuki

Empecemos con el deporte. ¿Cuántas series vieron sobre patinadores sobre hielo? A más de uno, esta serie fue la puerta hacia un universo completamente nuevo que desconocían, incluso generó un interés o fanatismo en competiciones reales, interés en investigar sobre las competencias, los sistemas de puntuación o los nombres de las técnicas. Particularmente, me considero un neófito en la disciplina, pero sentí curiosidad suficiente para obtener información y comprender mejor varios elementos de la serie.

Otro punto a tratar, y quizás el más comentado y popular, es el tema de la homosexualidad. Es sabido que pese a estar en el siglo XXI, hay muchísima gente que tiene problemas en aceptar la homosexualidad como algo completamente normal o de la vida cotidiana. La relación entre los protagonistas, si bien es obvia por ciertas cuestiones visuales y de actitud, está repleta de sutilezas y calidez. La serie es catalogada como “homosexual”, puntualmente no entiendo por qué hacer semejante aserción cuando nadie señala series por ser “heterosexuales”, pero por suerte, el público (la gente joven, digamos) está cada vez más naturalizada con estas cuestiones, al punto de no importarle en lo absoluto (lo que considero un avance excelente). La homosexualidad existe, y esta serie no lo retrata como algo extraño, como un elemento a juzgar o como un problema. Es algo que simplemente pasa, es orgánico. Y si bien hay gente que puede pensar que es risueño que no se vea una crítica de intolerancia o discriminación (casualmente, Japón y Rusia son dos de los países con menos tolerancia a la homosexualidad), yo creo que la forma en la que se muestra en este Anime, debería ser la forma en la que todos tendríamos que convivir con la realidad. Tendríamos que verlo como algo que no destaque. Algo común.  Tengo cierta esperanza en que haya gente que se pueda llegar a sensibilizar más con este tipo de ficciones y dejar los prejuicios de lado.

Yuuri y Viktor

¿Y los personajes? El desarrollo de los mismos está dotado de una tridimensionalidad y profundidad pocas veces vista en series de deportes. Los personajes son creíbles, son gente que todos nosotros podemos llegar a conocer. Vamos a lidiar con un protagonista al que muchos comprenden y otros quieren golpear por ser una montaña de ansiedad. Por terminar más de una vez intentando autosabotearse por inseguridades. Vamos a encontrar genios que en introspectiva, están inconformes tanto con su vida como con sus logros. Personajes con hambre de gloria y espíritu de competencia, gente más molesta que otra, compañerismo y vínculos. Se generaron muchos fanáticos de distintos personajes gracias a las variaciones y personalidades marcadas y distinguidas que se lograron.

Yuri Plisetsky

Además de todo lo ya comentado, es interesante la narrativa de la serie y los elementos que utilizan para que el espectador se entere de pequeños detalles o sucesos que pasaron con anterioridad. La tecnología juega un papel muy importante dentro de la ficción, vemos a los personajes sacándose fotos, comentando en redes sociales, subiéndolas a sus perfiles… Sin más, Viktor se entera de Yuuri al principio de la serie (en teoría), por un video que suben de él haciendo una coreografía a la perfección. Y esperen a llegar al episodio 10 de la serie, el final no tiene desperdicio y es quizás el momento más simpático, divertido y con grandes revelaciones. El uso del pasado y presente para construir la trama está perfectamente manejado, logrando así complementar el conocimiento del espectador sorprendiendo en el momento indicado.

Sutilezas sobran. Cosas no dichas pero que con una mirada se interpretan, muebles cambiados de lugar entre escenas, demostraciones de afecto que no son explícitas. Y sin embargo ya sabemos que los personajes son básicamente una pareja, intenten disfrazarlo como sea, sea o no implícito, se diga textualmente o no.  Sí, la serie tiene algo de fanservice que seguro hará gritar a más de una chica, pero no es nada que no pase en cualquier otra serie con mujeres.

Se goza de un buen nivel de dramatismo bien balanceado con el humor, uno puede pasarla bien la serie o angustiarse, dependiendo el momento. El manejo y la creación de atmósferas está perfectamente orquestado, algo más que meritorio.

Chris, Viktor y Otabek

¿Y qué decir del apartado técnico? Sin duda alguna, uno de los mayores puntos fuertes de la serie está en la música, en la animación y en las coreografías.
Yuri!!! on Ice no tiene una animación sublime, pero cuando una coreografía empieza… ¡Uff!, es impresionante el nivel de animación, la fluidez de movimientos y el trabajo detrás de todo ello: Kenji Miyamoto, un ex patinador Japonés de mucho prestigio que actualmente se dedica a ser entrenador y coreógrafo, es el coordinador de las coreografías de la serie. Mejor imposible.

Muchos de los personajes están basados en patinadores reales (sea por la apariencia, el nombre, el lugar de origen, atuendo o logros). Este es un guiño interesante para los amantes del deporte.

La música, que ya nombré y destaqué, merece un párrafo aparte: Y es que es imposible la competencia de los personajes sin música, que junto a la coreografía, es lo que le dan el alma al desempeño y desenvolvimiento personal deportivo a cada personaje. Tenemos a Dean Fujioka en el Opening de la serie con la canción “History Maker”, un tema cantado en Inglés que retrata bien de qué va la serie, con una animación que acompaña perfecto, mostrando a los protagonistas patinando con un trazo sutil y delicado. El Ending, por otra parte, es de Wataru Hatano (que como dato de color, es el seiyuu de un personaje secundario de la serie llamado Georgi) y se titula “You Only Live Once”. Ambas canciones son bastante atípicas en cuanto a estilo para una serie, pero no por eso desencajan: al contrario, complementan perfecto. Para más información sobre la música, recomendaciones y algunos videos, pueden hacer click en estas líneas y leer la nota que hizo mi compañera Nixfantasia al respecto.

En definitiva, este Anime es una genialidad. Para los que no lo vieron y creen que es un producto apuntado 100% a las mujeres, por favor, sáquense el prejuicio y disfruten una buena serie con excelentes momentos dramáticos y cómicos, una trama muy bien pensada y desarrollada, personajes entrañables…

A esperar una segunda temporada y rever el final varias veces, que fue genial.

Comentarios

  • Historia9
  • Ritmo y narrativa9
  • Personajes9
  • Música10
  • Animación9
  • 9.2

    Score

    La historia es de lo más interesante que se pueda hacer sobre una serie de deportes adaptada de forma seria, con objetivos y problemáticas reales, logrando que incluso gente que no está sumergida en este deporte (como la mayoría de los espectadores, seguramente), se sientan atraídos y compenetrados... mientras que el ritmo nunca decae y la forma de presentarnos los problemas o de enterarnos de ciertos puntos importantes en la historia, están perfectamente manejados tanto en tiempos como en momentos (y formas) de revelarlos. Los personajes están excelentemente bien desarrollados, dotados de una humanidad compleja y contrastando entre sí pero sin notarlo forzado. La música es excelente, ambienta perfectamente y emociona. Y por último, la animación es buena, los diseos son excelentes, los movimientos son correctos... no destaca durante toda la serie, pero al momento de las coreografías, la calidad aumenta abismalmente, el trabajo de desarrollo e investigación que tienen dichas coreografías es brillante y logra ponerte la piel de gallina. En definitiva, de lo mejor del año, y de lo mejor en años.


Apasionado de la cultura oriental y los comics, paso mi tiempo libre leyendo, dibujando y experimentando mis fanatismos de forma plena. Escribo sobre cualquier tema, porque escribir es un placer, no una obligación.


A %d blogueros les gusta esto: