Roma: Entre el amor y los viajes en el tiempo

No sabemos todavía como impactara el verano en la taquilla japonesa, pero en esta entrada les traigo un breve resumen semanal del chart de películas más elegidas por el público japonés.

Encontramos en su semana de estreno y ubicada en el primer puesto, (como es de esperar) a “Snow White and the Huntsman”; sí, como leen. La “carismática” Kristen con su papel de joven y aguerrida doncella a logrado desbancar del primer puesto a la melosa comedia “Hotaru no Hikari”.

Hotaru The Movie: It’s Only A Little Light In My Life”, es la película inspirada en el conocido dorama “Hotaru no Hikari”, que cuenta la historia de una joven veinteañera que luego de un par de vicisitudes termina conviviendo con su jefe. A partir de este nudo temático se desarrollaran los días de esta jovencita. La película, ubicada temporalmente unos años después del inicio de la serie, narra la luna de miel de la protagonista, que ha elegido como destino para la misma la eterna ciudad de Roma. Parece que los japoneses tienen una fijación con esa ciudad, porque no es la única película en el chart que la tiene como eje. Sin dudas es una interesante comedia romántica que adquiere mas significancia para aquellos que han seguido el dorama. El hecho de que haya estado tan solo una semana en el primer puesto, demuestra que su popularidad era tan solo una cuestión circunstancial. Siendo sincero, no sé si la vería.

El tercer puesto es ocupado por otra mega producción norteamericana, Men in Black III, que luego de 4 semanas en el podio, sigue cuidando su puesto a fuerza de efectos especiales. En el próximo lugar encontramos a una película que sin dudas se ha convertido en la sorpresa de la taquilla nipona: Thermae Romae.

Este film, basado en un popular manga, narra la historia de Lucius, un prestigioso arquitecto romano interpretado por Hiroshi Abe. Lucius es un hombre que se niega a aceptar el avance del tiempo y vive apegado a las costumbres y técnicas tradicionales. A causa de su terquedad, pierde su empleo y es invitado por uno de sus amigos a relajarse un poco en uno de los clásicos baños públicos romanos. En ese lugar y a través de un portal en el tiempo que vaya a saber uno como aparece, se traslada a la actualidad, apareciendo en un baño publico nipon. Imaginaran cuales serán las aventuras de este viajero del tiempo. Quizás en un tiempo tenga posibilidad de verla y comparta con ustedes un comentario un poco más profundo sobre la misma, ya que es una temática que pese a no ser novedosa me resulta muy interesante.




A %d blogueros les gusta esto: