¿A que hora pasa el Gatobus, Sr. Totoro?

Quizá todavía exista algún desprevenido que no conozca a Totoro (トトロ), pero a medida que pasan los años esta simpática criatura se ha convertido en parte inescindible de nuestra infancia y adolescencia. Figura icónica de Studio Ghibli, ha logrado imponer una estética muy personal, formando ya parte de la cultura pop nipona y trascendiendo hace años las fronteras de su país de origen.

Si hablamos de “Mi Vecino Totoro”(Tonari no Totoro), hay una escena que se ha vuelto memorable y que resume perfectamente la esencia de la película. En ella vemos a Mei y a Satsuki esperando el autobús en una diminuta estación (propia de la zona rural en la que se desarrolla la historia), mientras una copiosa lluvia se convierte en protagonista del fotograma. De un momento al otro, el Rey del Bosque se hace presente y casi ignorando la presencia de las muchachitas, se pone a su lado e impávido espera vaya uno a saber que cosa.

En Japón han tomado nota sobre ese pintoresco momento y ya son muchos los parajes que reproducen con fidelidad esa situación. Podrán ver en este pequeño compilado diferentes fotografías en las que el ingenio, la creatividad y la cuota diaria de fantasía hacen lo posible para traer un pedacito de esa historia al mundo real.

Totoro - Parada de autobus I

Totoro - Parada de autobus II

Parada de autobús en Kyoto – Parada de autobús en Sakai (Nagasaki)

Cuando estas creativas escenografías se combinan con las bellezas naturales propias del lugar, la experiencia estética se magnifica y de un minuto a otro somos transportados a un entorno que parece dibujado por el mismísimo Miyazaki. De hecho, tenemos el ejemplo de este rinconcito en Hakui (Ishikawa), donde los cerezos en flor brindan un escenario sobrecogedor.

Totoro Sakura Blossom

El próximo paraje, ubicado en la prefectura de Oita, es una verdadera belleza. De la mano de Rebecca Terada nos llegan estas fantásticas fotos en las que podemos ver como se cuidó cada detalle para ofrecer una experiencia realmente encantadora. Imaginen ir como si nada por la carretera y cruzarse con un lugar similar a este. Detalle aparte: la parada es perfectamente funcional y con puntualidad pasa el servicio de autobuses local.

Totoro - Parada de autobus III

Totoro Souvenirs

Tonari no Totoro hace uso de un lenguaje que mas allá de respetar las particularidades de su cultura, es aplicable a todos por igual. Los valores que Miyazaki decidió plasmar con las aventuras de este grandulón reconocen validez universal y constituyen pequeñas lecciones para lo cotidiano. En igual sentido, estoy convencido de que cada uno de nosotros tiene un rinconcito Totoro en su hogar, y por que no, en su ciudad. En estos casos la imaginación es nuestra mejor aliada y en tan solo unos pocos segundos nos permite viajar a donde se nos ocurra. Por eso, la próxima vez que tomes un autobús durante un día de lluvia espera con paciencia la llegada del Nekobus.

– Fuente: Kotaku.com / hiroshi@xiahpop.com




A %d blogueros les gusta esto: