Vanilla Chamu, la japonesa que soñaba con convertirse en una muñeca

 

vanilla_09

En el recuadro izquierdo, el aspecto previo a las cirugías.

Muchas niñas (y niños también) solíamos jugar con muñecas de pequeñas y quedabamos admiradas por esos ojos enormes azules y las curvas perfectas imposibles de lograr. Pero en Japón Vanilla Chamu decidió ir más allá y convertirse ella misma en una muñeca de porcelana. O mejor dicho su versión propia de una muñeca de porcelana, una bastante pechugona. Luego de 30 cirugías y unos 10 millones de yenes gastados (un poco más de 100 mil dólares) su aspecto al parecer está muy cerca de lo que deseaba.

vanilla_11

Lo cambios en el rostro de Vanilla

Esta modelo japonesa ya es bastante conocida en su tierra por su extraño aspecto que la ha llevado a recorrer los programas de televisión y salir en varias revistas. Ya nada queda de su rostro original luego de haberse sometido a cirugía de parpados, mentón, frente, nariz, entre otras que fueron modificandola poco a poco hasta convertirlas en la mujer plástica actual. Pero no es sólo su rostro el que debió someterse, sino que su cuerpo no ha quedado atrás después de los implantes en sus senos y liposucciones en distintas partes del mismo.
Sus medidas actuales de 88-60-86 y una altura de 1,52 no parecen ser suficiente para ella y quiere ir por más. Luego de agrandarse aún más el busto, planea someterse a un doloroso procedimiento para lograr incrementar su altura.Aunque difícil sería precisar si esa será su última cirugía o irá por más. Y aunque Vanilla no quiere revelar su edad actual, si contó que su primera intervención fue a los 19 años.vanilla_01

Hasta acá todo parece una nota de color bizarra como muchas más, pero el tema de fondo es algo más preocupante. La sociedad actual (y no hablo solo de la asiática) está llegando a limites insospechados en los que cualquier persona es capaz de modificar su cuerpo a gusto personal sin que nadie parezca ponerle freno. Y aunque acá lo vemos en un caso extremo, luego de incontables cirugías, varios de nuestros ídolos favoritos también han debido atravesar por transformaciones trascendentales en su cuerpo para lograr llegar a la fama. Aunque pocos son capaces de decirlo a viva voz, uno de ellos fue Kwang Hee, miembro de ZE:A. Él reconoció que debió realizarse cirugías en todo su rostro, por lo que necesito del apoyo financiero de su familia y que además la recuperación le llevó más de un año de cama.

¿Y ustedes que piensan? ¿Estos es sólo un caso extremo o no está tan lejos de los cantantes y actores que vemos a diario? ¿Cuándo es suficiente cuando se trata del cuerpo de uno?

Y esta nota me hizo acordar a una querida amiga… Bom… ¿Tu sueño también es convertirte en una muñeca?

parkbom_03

 

Fuente: Dailymail.Luckystar@xiahpop (Traducción)



A %d blogueros les gusta esto: